ACTO DE CLAUSURA DE LA XV PROMOCIÓN

Conmovedor es la palabra que podría resumir el acto de clausura de la XV Promoción. Conmovedor, porque pudimos reunir a los padres de familia de nuestros 110 alumnos. Conmovedor, porque nos ha hecho valorar aún más lo que este año sí podemos disfrutar, aunque siga siendo de forma distinta. Conmovedor, porque volvimos a darnos cuenta de que quince años no son nada y que, sin embargo, para ellos, nuestros alumnos, es prácticamente toda su vida. Conmovedor por el nuevo horizonte que se abre en sus caminos y por la satisfacción del deber cumplido. Conmovedor porque también asoma el sentimiento de añoranza al saber que ellos ya no vendrán al colegio todos los días.

Y así, al aire libre y en este emotivo ambiente, iniciamos el acto de clausura. Primero la Santa Misa en acción de gracias por todos estos años,  presidida por nuestro director, el P. Borja, y concelebrada por los P. Alexis (Capellán de Bachillerato) y P.Luca (Capellán de Primaria Masculino).

Después, llegaron los discursos. El profesor Angélico Ruíz resumió, con nombre y apellido, los momentos más entrañables de la vida escolar de esta XV Promoción.  Nuestra directora, Fidelma Grealy, quiso destacar los valores que se llevan los alumnos, haciendo hincapié en que la elección del bien es la opción que realmente nos hace libres.

Poco después, comenzó la intervención de los padrinos de la XV Promoción, Isabel Álvarez y Alfredo Jiménez, quienes destacaron la profunda vocación del equipo docente del colegio y de todos sus miembros, agradeciendo, en representación de los padres de familia, la labor que han desarrollado y con ello, exaltando el agradecimiento del colegio por la confianza que los padres han depositado en él al confiarle la formación académica, internacional, espiritual y humana de sus hijos.

También, los padres de Luis Carrasco quisieron enviar una carta en agradecimiento al acompañamiento que han recibido durante estos años por parte del colegio, y a la amistad de los compañeros de su hijo, especialísimo alumno de esta promoción que siempre está en nuestro pensamiento.

Por último, la intervención de los alumnos  Gabriela de León y Borja Ybarra que en nombre de sus compañeros, quisieron poner en valor lo que cada uno de los profesores, ha hecho por la XV Promoción e hicieron memoria de los momentos más anecdóticos.

Posteriormente, comenzó la entrega de diplomas. Especial y merecido reconocimiento han tenido los alumnos Bárbara Buendía y Álvaro Ríos, quienes han sido elegidos por sus compañeros, profesores y equipo directivo como Integra Mullier e Integer Homo respectivamente, por su ejemplaridad académica y humana y por encarnar vivamente los valores que inculca el colegio.

Tampoco pudo faltar la proyección de un vídeo que nos hizo recordar los mejores momentos vividos por alumnos y profesores de esta promoción. En él, han tenido especial participación  de algunos docentes especialmente significativos para esta generación de alumnos.

El broche final lo pusieron unos preciosos fuegos artificiales, con los que el colegio una vez más, se ha unido a la alegría de los alumnos, recordándoles que Highlands siempre será su casa.